José Díaz: “Barrio Vivo permanecerá abierto para quien lo necesite”

El presidente de Barrio Vivo, José Díaz resalta que en estos doce meses han continuado con el objetivo de mantenerse en primera línea de la lucha contra la droga y “aportar nuestro grano de arena en la protección y la asistencia social a quienes se sintieran afectados por esta lacra social”.

A todo ello añade que el consumo de drogas sigue siendo un problema “que afecta a muchas familias y la droga pasa factura, como todos sabemos, a muy largo plazo. Y además de las familias, la sociedad en su conjunto es la que acaba pagando a un precio inasumible el coste de esa dependencia”.

Continuó explicando que los profesionales de Barrio Vivo atienden a muchos jóvenes con problemas mentales derivados de la dependencia. “También vemos que cada vez hay más menores con trastornos de conducta y el trabajo de los gabinetes psicológicos son buena muestra de ello”.

“Y no hay que olvidar el alcohol y los problemas derivados de su consumo desmedido e irracional de esta droga legal, que cada vez se hace más presente entre nuestros jóvenes, ante la falta de alternativas de ocio que llenen sus espacios y, sobre todo, sus inquietudes”.

Por otro lado, Díaz explicó que se trata de una tarea difícil, dada la disminución de los recursos económicos “a la que nos hemos ido enfrentando en estos últimos años, tarea que hubiera sido impensable sin el equipo humano que conforma Barrio Vivo, quienes con su cariño y aportación desinteresada hacen posible nuestra tarea de acercar a niños y jóvenes los programas de prevención”.

También es de destacar el nivel de colaboración con las personas solidarias que integran el tejido social y asociativo del Campo de Gibraltar.

“Sin embargo, para poder sacar adelante nuestro proyecto social es necesario el apoyo de las instituciones, de las administraciones, porque sin ayuda económica seguir subsistiendo se hace cada vez más complicado”, resaltó.

Explica que es más necesario que nunca que las administraciones “no disminuyan las subvenciones y no se retrasen en hacer frente a sus compromisos económicos, que ya vienen bastante recortados. Necesitamos el dinero que se les incauta a los narcos a través del Plan Nacional sobre Drogas, que nos llega dentro de un programa gestionado por el Ayuntamiento de Algeciras”.

Hace unos días se ha publicado en BOE la concesión de las subvenciones correspondiente a 2014. El Ayuntamiento de Algeciras recibirá 37.905 euros y aportará otros 16.200 para sufragar el proyecto Algeciras, Ocio y Tiempo Libre Inteligente que engloba un amplio programa de actividades que lleva a cabo durante el año la coordinadora contra la droga Barrio Vivo.

“También nos son imprescindibles las subvenciones que aportan la Junta de Andalucía y otras administraciones”.

En este contexto se felicitan por la renovación de la zona con necesidades de transformación social (ZNTS) en Algeciras, fruto de un trabajo coordinado con el comprometido movimiento vecinal de esas barriadas.

“Seguimos trabajando para conseguir recursos de otras entidades privadas, las ayudas otorgadas recientemente por la Caixa y el Grupo CEPSA vienen como un balón de oxígeno para cubrir una parte importante de nuestro trabajo”.

A todo ello, el presidente de la Asociación añade que también es necesario ampliar el número de socios y socias “para conseguir concienciar a quienes quizás nunca han vivido en primera persona, ni en su círculo más cercano, una situación como la que nosotros vemos todos los días”.

EL DESARROLLO DE LAS PERSONAS LA BASE DE LA PREVENCIÓN

“Nuestro convencimiento de que el desarrollo de las habilidades personales y sociales deben ser el centro de nuestra principal acción de prevención, es lo que nos mueve a buscar y conseguir que los más jóvenes se centren en su desarrollo como personas y en el cultivo de los valores que los van a convertir en individuos formados y conscientes, críticos y positivos, alejados de la irresponsabilidad y de la salida fácil”.

Continuó explicando que en 2013 se han consolidado programas dirigidos a la reactivación social de las barriadas y al apoyo de acciones enmarcadas en la prevención de la drogodependencia.

Además, este año ha sido muy importante el trabajo “que vienen desempeñando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad: Guardia Civil y Policía Nacional, y los efectivos de Vigilancia Aduanera y de las Policías Locales. Agradecer a estos funcionarios que, jugándose en ocasiones su propia vida, pasando frío durante horas de espera interminables, no eluden su responsabilidad ni su deber”, resalta.

“Fruto de su ardua labor en la persecución de los traficantes de droga a todos los niveles, hemos sido testigos especialmente en los últimos tiempos de aprehensiones de importantes cantidades de droga en nuestra zona y fuera de ella, aunque casi siempre con paso previo por nuestro puerto y muestra comarca”.

FISCALÍA ANTIDROGA Y JUECES

También quiso resaltar el trabajo de la Fiscalía Antidroga del Campo de Gibraltar y de los jueces y magistrados que trabajan en nuestra zona. “Quisiera destacar especialmente el trabajo de la Sección de la Audiencia Provincial con sede en Algeciras que ha acercado y facilitado muchas de las necesarias acciones judiciales que ganan credibilidad y efectividad al vivir de cerca nuestra realidad”.

En otro orden de cosas, quiso poner en valor el trabajo en la reinserción, con el Centro de Inserción Social (CIS) y el Penitenciario de Botafuegos, mediante el programa de trabajos de beneficio a la comunidad.

Indicó que a pesar de disponer de menos recursos que en el pasado, “es sin embargo ahora cuando la sociedad necesita más de nuestros servicios, puesto que las consecuencias de las crisis financiera se están cebando con los estratos más vulnerables de nuestra sociedad y, entre ellos, con más incidencia entre los jóvenes”.

Continuó explicando que “nos enfrentamos a una nueva realidad pues está aumentando el número de personas en riesgo de exclusión social y ello va unido en muchas ocasiones a un incremento del consumo y del tráfico de drogas, que está afectando a muchas familias de nuestro entorno”.

“A esa realidad es a la que debemos enfrentarnos todos los días. Digamos para que todos nos entendamos que cuanto peor es la realidad social –y vivimos una auténtica crisis social- nuestro trabajo se hace más difícil pero a la vez más necesario e imprescindible. El día que no seamos necesarios, será el día más feliz. A pesar de la crisis, Barrio Vivo permanecerá abierta para quien la necesite”.